SOLUCIÓN A PROBLEMAS

El caldo se ha consumido rápido

Hemos fallado en algo, o la proporción agua-arroz no era correcta, o el fuego estaba demasiado fuerte o hemos utilizado una variedad o una marca de arroz que no usamos habitualmente.
Es importante que sepamos dónde ha estado nuestro error para tomar nota y no repetirlo en el futuro (de los errores se aprende, no?).
Bueno, una vez nos ha pasado esto tenemos varias soluciones, dependiendo del momento de la cocción donde nos encontremos. Si estamos a principio o mitad de la cocción podemos añadir un poco de caldo hirviendo de una olla (nunca añadáis caldo frio ya que rompe la cocción del arroz y se nos quedará duro) poco a poco y repartido de forma muy uniforme por toda la superficie de la paella. Este caldo puede ser del caldo de la paella que hemos hecho y lo hemos reservado, o si no, de un caldo de pollo de brick. No es lo mejor, pero nos salvará la situación.
Si estamos llegando al final de la cocción, es decir, nos quedan 2-3 min, lo mejor es bajar el fuego al mínimo (apagar el aro central incluso) y poner un trapo (de cocina mismo) mojado en agua por encima de la paella. Deberemos dejarlo reposar cuando apaguemos el fuego 5-6 min con el trapo puesto para que se termine de hacer el arroz. Si detectáramos olor a quemado durante el par de minutos últimos de cocción, podemos incluso apagar totalmente el fuego y dejar reposar con el trapo un poco más.
Tened en cuenta que la paella se podrá comer, pero seguramente no tendrá en sabor de otras veces.
 
© 2013 Paella10 | info@paella10.com | Privacidad y condiciones